Historia

“CONSTRUCTORA ESCALANTE , S. A. DE C. V.” (CESA) y  “CONSTRUCCIONES Y MATERIALES PENINSULARES, S. A. DE C. V.” (COMPESA), son 2 empresas cuyo giro es la industria de la construcción.  Ambas tienen como orígen la persona física-empresa “ING. EDUARDO ESCALANTE ESCALANTE” (ING.E.E.).  Siete meses después de que iniciara operaciones, la constructora  “ING.E.E.” fue registrada en nuestra recién constituida  “CAMARA NACIONAL DE LA INDUSTRIA DE LA CONSTRUCCIÓN” (CNIC), EL 16 DE Abril DE 1959 en la ciudad de México, debido a que aún no se constituían las Delegaciones Estatales, sobre todo las del Sureste del País.

En ésta primera inscripción de nuestra empresa, la CNIC nos registró con el No. 905.

OBRAS REALIZADAS:            

La empresa “ING.E.E.” inicia  su primer trabajo en Octubre de 1958 con la construcción de las terracerias y obras de drenaje  de la carretera “CAMPECHE-MERIDA”, obra con la que comenzaba la comunicación terrestre   de éstas importantes ciudades del Sureste, para lograr éste objetivo, constructoras yucatecas trabajaban  el tramo correspondiente a su Estado y el Gobierno estatal nos  dió la oportunidad de trabajar  parte del  que correspondía a Campeche.  Así iniciamos los trabajos del Km. 81+000 al Km. 92+000 que comunicaba a los pueblos “POCBOC-DZITBALCHE”  ésta última nuestra comunidad natal.

 

Concluidas las terracerias y drenajes  de la parte estatal, junto con 2 empresas campechanas ya desaparecidas,  comenzamos la pavimentación, habiendo concluido en 1961 los trabajos hasta el límite del Estado.   Esta obra la realizamos  mediante contratos con el Gobierno Estatal, supervisados por la Junta Local de Caminos, con aportación económica del 50% cada una, entre la Federación y el Estado.

 

Una vez lograda la comunicación de las capitales de  los estados vecinos, las 3 empresas campechanas que existíamos, padecimos en el Estado un inesperado cambio en la función pública, ya que en Septiembre de 1961 rindió protesta como Gobernador de Campeche el Coronel y Lic. José Ortiz Avila, quien en su toma de posesión declaró que donaba al Estado la maquinaria que había pertenecido  a la constructora “NACIONAL DE CAMINOS” del Gral. Bonifacio Salinas, su suegro, y con éste equipo como activos, formaba la empresa oficial, constructora “OBRAS CIVILES DE CAMPECHE” , (OCCSA),  misma que habría de construir, por administración ó contrato, todas las obras que en el estado se realizaran, tanto por el Gobierno Federal como el del Estado ó de los municipios.

 

Ante ésa crítica situación, las 3 modestas empresas constructoras campechanas vigentes, nos quedamos sin trabajo.  Una de ellas, emigró a Yucatán, donde se asoció a empresas de aquel Estado.  La otra, vendió en Tabasco sus activos y canceló sus actividades.

 

 

 

 

 

Quedábamos en Campeche, como constructora privada, únicamente nosotros con nuestra empresa “ING.E.E.”.   No queriendo salir del estado, optamos por guardar las 5 ó 6 máquinas de nuestros activos en un terreno familiar y nos fuimos a la ciudad de México con la esperanza de conseguir algún trabajo  que pudiéramos realizar en la región Sureste.  Así comenzamos nuestro peregrinar por las antesalas de los funcionarios, algunos amigos nuestros, de la antigua S.O.P.,  ahora la S. C. T..,  con algunas posibilidades de conseguir alguna obra.

 

Estando en ésa lucha, meses después, ó sea en 1962, el Gobernador Ortiz Avila nos mandó buscar, estando en su casa en la ciudad de México, para invitarnos a trabajar como Superintendente de “OCCSA”.  De principio, aunque con agradecimiento, no aceptamos su oferta, haciéndole ver, que a pesar de lo modesto de nuestro patrimonio, queríamos trabajar como iniciativa privada nuestro equipo. Sin embargo, ante cierta insistencia del Gobernador, pensábamos que lo hacía por recomendación de mutuos y estimados amigos campechanos, optamos por hacerle una contra propuesta, que para nuestra sorpresa nos aceptó.

 

Nuestra propuesta consistía en pagarle una renta por cada una de las máquinas de “OCCSA” , que fuéramos usando,  las cuales complementaríamos con las nuestras, y de acuerdo con las necesidades, por el volúmen de obra, compraríamos ó rentaríamos más equipo para poder cumplir  los programas de obra  de su gobierno .

 

Aceptada nuestra propuesta, nos entregó el Gobernador  el inventario de su  equipo así como el programa de las obras autorizadas que deberían iniciarse de inmediato.  Al día siguiente le entregamos la propuesta de     lo que pagaríamos por cada una de las máquinas  y ya de común acuerdo retornamos con él a Campeche, para hacernos cargo, como contratistas, de la empresa estatal.

 

Vamos a mencionar algunas de éstas obras, que por su importancia, destacan en la infraestructura vial de Campeche, con las que comenzamos.  En el Norte del Estado, la carretera “CALKINI-NUNKINI-STA.CRUZ” , en el Este la “HOPELCHEN-DZITBALCHEN”,  en el centro la “CHAMPOTON-ULUMAL-SAN DIMAS-CARRILLO PUERTO” , y en el Sur el “VIADUCTO DE SABANCUY” , en la Ciudad de Campeche la “URBANIZACIÓN DE LA RIA DE SAN FRANCISCO” , así como las avenidas  y calles de ésta Ciudad y Ciudad del Carmen.

 

Es conveniente destacar, en éste período, la construcción de  una carretera, que  nos causó  una gran satisfacción debido a los innumerables obstáculos naturales que tuvimos que vencer  y que presentó, para nosotros, un gran reto por su tiempo para realizarla y la forma de hacerlo.  Se trata de la “CANDELARIA-COLONIAS” en el Sur del Estado,  un tramo de 63 Km., en las márgenes del Río Candelaria.

 

 

 

 

 

 

Su breve historia es ésta: en 1964 el Gobierno Federal a través  del Departamento de Asuntos Agrarios, lo que es ahora la Secretaria de la Reforma Agraria, dispuso la colonización del Estado de Campeche, por considerarlo el adecuado para este programa,  aprovechando su escasa población que era, entonces, de 136,000 habitantes aproximadamente en  su vasta extensión territorial  de 55,000 Km2.   Se seleccionaron, para establecer éstas nuevas colonia, los terrenos nacionales de la región Sur del estado, específicamente los márgenes del Río Candelaria.  Es conveniente mencionar  que en ésa época, ésta parte del estado se encontraba totalmente deshabitada, con excepción del poblado de Candelaria, comunidad formada de un excampamento en la construcción del Ferrocarril del Sureste, integrada por cerca de 200 familias, todas ellas de obreros que participaron en su construcción.

 

Al mismo tiempo que fueron llegando las familias de campesinos provenientes de diferentes regiones del país, principalmente  de los estados de Coahuila, Michoacán, Estado de México, etc., desmontamos las áreas donde habría de establecerse cada una de ellas, las cuales tenían una  separación aproximada de 12 Km., una de otra.

 

La intención de nuestro esfuerzo estaba encaminado a tratar de proporcionar a éstas familias los medios que les permitieran subsistir, adaptándolas lo mejor posible a sus nuevas tierras  y así tratar de evitar el retorno a sus lugares de orígen.  El único medio de comunicación que se tenía era el fluvial, a través del río, hasta el pueblo de Candelaria, con los riesgos y temores que esa comunicación les significaba.  En éstas condiciones iniciamos nuestra tarea, con el fin de lograr, en el menor tiempo posible, construirles una carretera que los uniera a una población, que aunque modesta, ya estuviera establecida.

 

Para llevar la maquinaria a Candelaria  usamos las planas del ferrocarril, para movilizarlas en el río usamos chalanas remolcadas  y para las brigadas de localización de línea, por el tipo de terreno, usamos tractores agrícolas.  A pesar de las dificultades que la zona nos presentaba, principalmente por las lluvias, con mucho esfuerzo, pero en el tiempo convenido logramos la comunicación terrestre de éstas colonias con terracerias y drenaje, como primera etapa. Debemos reconocer que en ésta labor contamos con la gran ayuda de los campesinos inmigrantes, quienes aún con su inexperiencia en éste  tipo de trabajo realizaron una gran labor.

 

Durante el tiempo que trabajamos para la empresa estatal “OCCSA”, dejamos de registrarnos en la CNIC, reinscribiéndonos como socios activos el 20 de Enero de 1969 asignándosenos el certificado No. 4404.

 

En Septiembre de 1967, con el cambio de Gobierno Estatal, desaparece “OCCSA”. A partir de 1968 iniciamos una nueva etapa en el desarrollo de nuestra constructora “ING.E.E.” contratando directamente con las diferentes instituciones oficiales.

 

 

 

 

 

 

Así tuvimos la oportunidad de participar en algunas de las principales obras del estado como la construcción del tramo “CAMPECHE-HAMPOLOL”   que  es un acortamiento de la vía a Mérida así como de “PRESIDENTE DIAZ ORDAZ-SAN ISIDRO”.

 

En 1969 trabajamos “CAYAL-EDZNA-PICH”  y el camino  y las fosas asfálticas de S. O. .P. en TEAPA, TAB., además de trabajos de conservación en Tabasco y Campeche.

 

De 1970 a 1980 trabajamos las carreteras “ENTR.VHSA-ESCARCEGA a CANDELARIA”,  la 2ª. Etapa de “CANDELARIA-COLONIAS”,  la “EDZNA-TIXMUCUY-HOOL”  y de “HOOL a HALTUNCHEN”.

Con la antigua S. A. R. H. Construimos la infraestructura y vialidades del “VALLE DE EDZNA”.  Unos años antes se dio el caso de suspensión de actividades de la constructora “LA AZTECA”, que estaba trabajando un tramo de la “VHSA-ESCARCEGA”  el cual abandonó y así junto con “COCONAL”  trabajamos en ésta carretera.

En el estado de Q. Roo trabajamos sobre la margen izquierda del Río Hondo desde la frontera con Belice la “AGUA BLANCA-LA UNION”.  Junto con “LANDA Y RUBIO” trabajamos la “PALIZADA-JONUTA-FRONTERA, TAB.”  En Yucatán la “BOLONCHEN-STA. ELENA”  y en Campeche: “EL AEROPUERTO DE CAMPECHE”, la carretera “BOLONCHEN-HECELCHAKAN”, las avenidas “AGUSTÍN MELGAR” y “José LOPEZ PORTILLO”, el “LIBRAMIENTO DE LA CIUDAD”, el “PUENTE DE SABANCUY” la “AVENIDA ESCENICA”, el  acceso “LIBRAMIENTO-PEMEX”, y el camino “REFORMA AGRARIA-COLON”.

 

En 1987 deja de funcionar la persona física, constructora “ING.E.E.” pero le mantuvimos su registro anual No. 4404 de nuestra Cámara hasta 1993.  El 14 de Mayo de 1987 cambia su razón social, de persona física a persona moral, como “CONSTRUCTORA ESCALANTE   S. A.  DE  C.V.” (CESA) y nos registramos en la “CNIC” EL 29 de Junio de 1987 donde nos asignaron el No. 42695 con el que seguimos operando hasta hoy.  Por razones operativas de “CESA” , en Junio de 1995, todas sus plantas de trituración y sus equipos complementarios pasan a formar parte de los activos de una nueva empresa que es “CONSTRUCCIONES Y MATERIALES PENINSULARES, S. A.  DE  C. V.”, (COMPESA), la cual registramos en la “CNIC” el 2 de Enero de 1996 asignándosenos el certificado No. 72766.

 

De los últimos años, debemos destacar, la construcción de las siguientes carreteras, en Q. Roo., la costera “MAHAHUAL-CAFETAL”, en Tabasco, la ampliación de “VILLAHERMOSA-TEAPA”, y en Campeche, integramos un consorcio y realizamos la “AUTOPISTA CHAMPOTON-CAMPECHE”, la ampliación y modernización de 

 

 

 

 

 

 

“CHAMPOTON-CD.DEL CARMEN”, “ESCARCEGA-VHSA”, “ESCARCEGA-

XPUJIL”, “CHAMPOTON-ESCARCEGA”,   “ZACATAL-FRONTERA ,TAB.”, y   “EL MALECÓN DE CAMPECHE”.  

 

Actualmente, además de las mencionadas, estamos trabajando las vialidades de un importante desarrollo turístico estatal en la costa entre Champoton y Sabancuy, el “CAMPECHE, PLAYA GOLF MARINA & SPA RESORT” y la que consideramos en este momento la obra mas importante del estado la AMPLIACION A CUATRO CARRILES DE LA CARRETERA CAMPECHE-MERIDA.

 

Les estamos presentando una muy breve y condensada relación de algunas de las obras que hemos construido durante nuestro largo ejercicio profesional, este año estamos cumpliendo 52 años. Como podrá notarse nuestra zona de trabajo se circunscribe al Sureste de México, principalmente al Estado de Campeche donde creemos haber tenido  alguna  participación en todas sus carreteras, cuando menos con algún trabajo de mantenimiento.